top of page

ENTREVISTA A ANDRES MAGALLANES – DFP POR SU TRABAJO EN LA PELICULA “ISLA BONITA”

Actualizado: 27 ene




1. CÓMO EMPIEZA LA HISTORIA DE ISLA BONITA?

A principios del 2022, Dorian Fernandez-Moris me confirma la producción en ese año de dos

largometrajes que AV FILMS SA iba a llevar a cabo en la ciudad de Iquitos: “La Niña del Azúcar”, una película de corte policial y suspenso e “Isla Bonita”, que sería una comedia que

tendría como objetivo principal, elevar a su máxima expresión la ciudad de Iquitos, a nivel

turismo, gastronómico, cultural, etc. En la segunda me encargaría de la fotografía bajo las

órdenes de Ani Alva, directora de cine y tv que ya venía precedida de importantes proyectos

como: “Soltera, Casada, Viuda, Divorciada”, “Medias Hermanas”, “No me digas solterona 2”,

“Maricucha”, entre otras. De inmediato acepté la propuesta y nos preparamos para un año

interesante de rodajes en la ciudad de Iquitos.


2. YA HABÍAS TRABAJADO CON LA DIRECTORA ANI ALVA?

Es la primera vez que trabajo junto a Ani Alva y el resultado me ha dejado, desde mi opinión, muy satisfecho. Creo que ambos llegamos a encontrar la sinergia, el punto en común, el grado de complicidad para contar “Isla Bonita” de la forma como se ve en pantalla. Mientras ella potenciaba a las chicas desde el guion a la actuación, yo empujaba el tema técnico desde la luz y la cámara. No fue fácil, Iquitos no es fácil, las locaciones no lo fueron, el clima no lo fue, sin embargo, recibimos el apoyo de AV FILMS y junto al gran apoyo del equipo de Iquitos, talentoso grupo humano, sacamos adelante este lindo proyecto.




3. CÓMO FUE EL PROCESO PREVIO AL RODAJE?

Los tiempos estuvieron muy ajustados para poder reunirnos todo el equipo, Ani estuvo toda

esa primera parte del 2022 muy ocupada con sus proyectos, los actores tenían su agenda full y no fue hasta agosto que pudimos encontrar la manera de empezar a reunirnos y a poner sobre la mesa todas nuestras ideas respecto al guion y la propuesta de cómo queríamos grabar IB (Isla Bonita). La idea de grabar a dos cámaras estuvo rondando siempre y eso me tenía algo nervioso inicialmente ya que solo había trabajado a dos cámaras en publicidad y en proyectos de ficción para redes que igual exigían un acabado cinematográfico, pero definitivamente una película era, lo sentía así, muy diferente.




4. Y YA EN IQUITOS, ¿CUÁLES FUERON LOS RETOS QUE TUVIERON QUE

AFRONTAR?

IB se grabó primero en Iquitos y después en Lima, así que primero nos tocó grabar en la zona tropical. Un tema que se resolvió de la mejor manera fue que una parte de los equipos se pudieron quedar en Iquitos desde “La Niña del Azúcar” en un almacén que producción

consiguió. Debo confesar que siempre es complejo conseguir un tipo de transporte para

equipos en provincia, pero Chichi Producciones y su equipo se esmeró en encontrar el

almacén y el camión para los equipos. Los ayudé a diseñar y armar el interior del camión

para así poder trasladar las luces, los grips, trípodes, distribución eléctrica, etc de la mejor

manera por todas las locaciones de Iquitos que teníamos en la ciudad.

Claro, pero muchas locaciones implicaron traslados vía fluvial y todo lo tuvimos que llevar en bote. Por ejemplo, cuando grabamos en el Logde, en la aldea de los Yaguas, en la playa Unisuni, el Mariposario, se tuvo que cargar todos los equipos completos: arte, producción, logística, vestuario, luces, cámara, etc.







En este proceso debo reconocer el trabajo del personal de Iquitos, se comportaron como si

no hubiera sido la primera vez que hacen un proyecto de esta naturaleza. Sumamente

profesionales todos. Los felicito. Personalmente debo agradecer ya que pude tener lo mínimo indispensable para trabajar en estas condiciones duras y cambiantes de la selva. Siempre teníamos listas las dos cámaras Black Magic 6k en sus estabilizadores Zhiyun Crane, una en un marco para poder sostenerla a dos manos apoyado en un Easy Rig y otra directamente a pulso. Compartía con Kurt Reátegui (cámara 2), los lentes Compact Prime CP2 y los filtros Nds, los cuales usaba según una matemática rápida y así poder repartirlos de la mejor manera posible. Así pues pudimos coordinar bien qué cámara iría con un 50mm y cuál con un 85mm por ejemplo, también distribuimos de la mejor manera el paquete de filtros NDs (densidad neutra). En polarizadores si estábamos cubiertos y los chicos sabían siempre que teníamos

que tenerlos.



Debo mencionar que la sensación que me deja la respuesta de la Black Magic a las pieles de las actrices, de los paisajes de la selva, ha sido alucinante. Me gustó mucho el resultado en la pantalla grande de lo que trabajamos en set. No por ser una comedia se debe de trabajar la luz de manera más envolvente, o más “plana”, a veces se piensa erróneamente eso.

Una comedia, como un drama, un suspenso, etc tiene que trabajarse, desde mi opinión, manejando valores de contraste marcados, un poco más a veces o un poco menos, pero debe de lograr encontrar volumen en el rostro y en exteriores se debe trabajar de la mejor manera para tratar de grabar en las horas donde la dirección de luz del sol sea favorable para la escena. Es muy difícil encontrar un punto de coincidencia con producción es verdad, pero debo agradecer a Chichi y Dorian que hicieron todo lo posible por respetar eso. Ya saben, por temas de permisos, plan de rodaje, disposición de actores, de locaciones, etc tienes que grabar en ciertas horas si o si, pero el equipo de AV Films siempre estaba atento a estos requerimientos de luz que se planteaba.





En exteriores muchas veces nos tocó esperar que pase una nube cuando se tapaba el sol, o al contrario cuando teníamos que grabar con el sol encima entonces teníamos que recurrir a rellenar mucho de un lado con las telas difusoras y en ocasiones tamizar la luz que caía directa. Con respecto a las lluvias, felizmente llegaron en momentos de traslados, en cambios de escenas o en las noches, salvo la escena de la llegada de Cesar Ritter a la Plaza de Armas de Iquitos. Ahí si nos tocó grabar con un poco de lluvia, permisible para nosotros, y la cual fue acrecentada en post gracias al trabajo de Pechi Meza.





5. ¿TRABAJARON A DOS CÁMARAS, YA HABÍAS RODADO DE ESA MANERA?

No en un largometraje, y reconozco que es complejo. No imposible, sin embargo, no puedo

dejar de priorizar la calidad de la luz para una de las cámaras siempre. Quiero decir, no es lo mismo hacer un plano general del ambiente con una cámara y agarrar la acción de los

personajes en un plano más cerrado con otra, que preparar un plano y contra plano a dos cámaras en un valor de plano busto para dos personajes.






Podría ser fácil y cómodo pensar: vamos a dos cámaras para ganar tiempo, pero yo siempre trataré de que cada plano quede estética y narrativamente bien. Me lo reclamo todo el tiempo cuando estoy frente a una cámara, imagínate a dos. Felizmente estos procesos fluyeron muy bien junto a Ani y a Dorian.






Ya en Lima pudimos trabajar con una Red Helium pero mantuvimos la misma maleta

de lentes. Sabía que en el proceso de color podíamos, no emparejar, pero si diferenciar los climas, tanto el verde y tropical de Iquitos como el gris y frío invierno de Lima. En parte fue para probar también esta opción que básicamente partió de producción y en lo personal, me venía bien ver el resultado final.



6. COMO FUE LA ETAPA DE COLOR? MANEJASTE PROCESOS DIFERENTES EN LAS

ESCENAS DE LIMA E IQUITOS?

El trabajo de César Pérez considero elevó más lo que se consiguió en los registros para IB. La sensación de luz de la capital, su frío invierno fueron trabajados así y César ayudo a marcar más la sensación de calor y sol en Iquitos. Llegamos a Lima justo después de grabar toda la etapa de Iquitos y el invierno estaba en pleno desarrollo en Lima.





Trabajamos el color de cada plano inicial de cada escena y César fue imprimiendo los valores al resto de la escena en un trabajo que tomó varios días. Luego junto con Ani, tuvimos varias jornadas para revisar, aportar y definir el look final del proyecto.

A pesar de tener varias cámaras, más las imágenes de drones, pudimos lograr una imagen

pareja en toda la película. Dorian nos acompañó en todo el proceso y debo recalcar que en

todo el proceso me sentí sumamente cómodo y a gusto. A veces no es común que en esta

etapa los directores de fotografía participen, muy a pesar de ellos mismos, pero en este caso si ha sido una etapa más del proyecto que debo reconocer se llevó de la mejor manera.



7. ¿QUÉ EQUIPOS DE ILUMINACIÓN LLEVASTE A IQUITOS?

Trabajé con lo mínimo que podía tener me parece, en Iquitos tenía la necesidad de competir

en interiores con el sol y para planos medios y cerrados me ayudó muchísimo tener: un HMI

de 2.5kw par, 2 maletas de Kino 4 x 4, un joker de 800w, 3 fresneles de 300w, yo llevé una

luz Nanlite 60B con chimera, que nos ayudó mucho en las noches como por ejemplo en la

escena del show de talentos, además de algunos Pavo Tubes II 6C y se consiguió un

proveedor de Iquitos que nos facilitó varios par leds RGB para pintar el follaje de fondo. Y

una linterna LED que fue, aunque no lo crean, la luz tipo “cañón” sobre el escenario.





Chichi Producciones me ayudó con algunos light panels q tenían dentro de su material de

trabajo, así que me tocó dosificar las pocas balas que podía usar. Fue sin duda, un gran reto

cumplido el aprovechar al máximo lo que teníamos en el rodaje.









De día me apoyé mucho con dos tamizadores, un 4 x 4 y un 2 x 2, 2, y que llegaron no solo

con la clásica tela silk sino además con Ultra Bounce, Griffolyn y Silver Lame, además de un

par de pantallas, planchas de tecnopor y 4 paños negros que siempre me ayudaron a

contrastar algunos planos, sobre todo, rostros en planos cerrados.





Llevé mi balde de filtros y difusores que usé en marcos 1 x 1 con difusores 216, 250, 251, Silk y Opal. Y para “encalidecer” el HMI usaba CTO ¼ o CTO ½.


8. QUÉ ESCENAS FUERON LAS MÁS EXIGENTES?

Sin duda todas las escenas largas que implicaban desplazamiento de la cámara, como la

persecución en medio de la selva a César Ritter cuando corría en medio de un terreno

desnivelado, lleno de barro, troncos secos, plantas, sí que fue exigente. Pero también

cuando llega y encuentra a su esposa con el galán centro americano y corre por la arena,

cuando las amigas cargan a Saskia buscando la salida hacia la playa y el concierto del grupo “Explosión” en el restaurante Fragata. Se tuvo que unir varias mesas de madera para que yo pueda caminar sobre todas ellas y hacer movimientos más rápidos sobre el público yendo y viniendo. Me duele el cuerpo de solo recordar, pero me agrada mucho como quedó el resultado.





9. ¿HUBO MÁS EQUIPO LOCAL, IQUITEÑO, ¿QUE DE LIMA CORRECTO?

Es correcto, más de la mitad del crew de IB fue de Iquitos. En Arte, Producción, Seguridad,

Iluminación, Cámara, Maquillaje, etc. Pero también de otras partes del Perú eh. En mi área,

debo felicitar a Virna Cueva, quien fue Jefe de Iluminación y llegó desde Huancayo para

acompañarme en esta nueva aventura, la segunda que compartíamos juntos y me

sorprendió mucho su entrega y pasión en el trabajo, fue mi mano derecha en el equipo de

luces y resistió el intenso clima de Iquitos, el calor, la humedad, la lluvia intensa, siempre

estuvo presente con una sonrisa. De Iquitos mismo conté con Jhoisy Vela y Diego Sánchez,

quienes me apoyaron en el área de iluminación y Richard Vera, amigo de muchos años, fue

mi foquista como lo fue en “La Pampa”, el recibió el apoyo de Jorge Chávez y Dito Jara,

naturales de Iquitos y la segunda cámara estuvo a cargo de Kurt Reátegui, que llegó desde

Pucallpa.






10. ¿QUE SENSACION TE DEJA TU TRABAJO EN LA “ISLA BONITA”?

Muy satisfecho como ya dije y sobre todo contento, emocionado por ver un trabajo más

proyectado en pantalla. El equipo de Av Films me transmitió su satisfacción y la directora

también se mostró emocionada por haber logrado un proyecto más en una región que nos

deja a todos con muchas ganas de volver a seguir haciendo cosas. Ya lo dijeron ellos en otra ocasiones, más del 70% del Perú es selva y se ha hecho poco por llevar historias al cine que reflejen y valoren esta identidad que es de todos los peruanos. “La Pampa” e “Isla Bonita” son ese reflejo y siempre estaré agradecido a AV FILMS por confiar en mi trabajo. Gracias a todo el “equipo bonito” (como llamaba al crew, el AD Rogger Vergara), y sobre todo al talento local de Iquitos, que estoy seguro nos dará nuevas gratas satisfacciones.

Volvería nuevamente a Iquitos y a cualquier lugar del país donde se quiera hacer cine del

bueno! Me encanta nuestro país. Ojalá crezca esta pequeña industria, no solo en Lima sino

también en las regiones y se fortalezcan las capacidades de los profesionales al interior del

país.

190 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page